Artículos más vistos

Redactado por: Meilin lunes, abril 14, 2014

El Lolita es fácilmente reconocible como una estética estancada en los siglos pasados (XVII, XVIII y XIX principalmente) pero siempre reinterpretada bajo un ligero enfoque de la moda “actual” y/o adaptada a nuestro siglo.
A pesar de ser un movimiento nacido en Japón, una forma rápida de definir a una de sus esencias estéticas sería imaginarnos los trajes femeninos de la Corte de Luis XVI de Francia y recortarlos a la altura de la rodilla.


¿Fácil? Sin embargo, el estilo va mucho mas allá de todo esto... no todos sus subestilos se inspirarán en la corte y tampoco por ello escondemos ningún tipo de guiño en torno al tema de la corona ni se trata de una forma de reivindicación de nuestra posición económica; al contrario de lo que muchos pudieron llegar a pensar y vieron en este estilo un “paso hacia detrás”.


En tiempos en los que enseñar carne te convierte en “una mujer”, muchas se refugian entre lazos y petticoats como un medio para canalizar su feminidad sin necesidad de caer en lo canónicamente vulgar, sino refugiándose en la elegancia y porte que ofrece esta estética japonesa.

Puede ser interpretado como un medio para escapar de la ajetreada vida que llevan y exhalan aquí sus suspiros de esperanza y disfrute de los pequeños placeres que nos ofrece la vida mediante la exteriorización de su “yo” mas femenino e idílico, convirtiendo su apariencia en un reflejo de su alma.


Otras, encuentran aquí la inspiración necesaria para hacer del Lolita un movimiento fresco, libre e innovador que se va impregnando de diferentes tendencias estéticas llevando al mismo a un punto casi totalmente experimental: moda por moda. Pero... ¿está mal visto salirse de las pautas generales?

Personalmente, recuerdo que hace muchos años, los looks mas innovadores podían ser tachados como “conjuntos fuera de lugar” e incluso excluidos a nivel popular del círculo lolita. Ello ocurría en diferentes zonas de Europa y América a pesar de que algunas revistas japonesas (como KERA) estaban demostrando hasta qué punto podíamos jugar con la moda, puesto que a fin de cuenta todo son prendas de ropa que pueden ser combinadas de forma libre “sin infringir ninguna ley”.



Otro problema fue que, en un principio, parecía que en Europa y América se tomó demasiado al pié de la letra algunas guías básicas y consejos que aparecían en otras revistas como Gothic&Lolita Bible, llegando a ser leídas y defendidas como si de una biblia se tratase.
Por ello, creo que hasta hace relativamente poco en occidente no se ha llegado a comprender una de las verdaderas esencias de la estética japonesa... You are free! 

Si analizamos meramente la parte estética, tenemos que tener en cuenta su importante factor evolutivo recogido por revistas como la anteriormente mencionada (G&L B).
Estas revistas muestran el catálogo de las siguientes temporadas, sirviendo inspiración sobre "lo que se va a llevar próximamente": existen modas pasajeras dentro del lolita.
Ello es debido a que algunas chicas se toma(ba)n estas tendencias muy en serio e irían probando los nuevos estilos, prints e ideas a la hora de combinar los accesorios que muestren sus tiendas favoritas en los nuevos catálogos.
Sin embargo, y una vez mas, debemos de agradecer a dicha revista el registro de la evolución de la moda llevada a la calle: (la primera imagen es la mas reciente)




A todo esto podemos añadir un interesante ingrediente: el interés por el Lolita como tribu urbana o subcultura en el que personas de todas las edades deciden compartir su pasión por el estilo.
Hacemos también referencia a las lolitas que luchan de forma activa por la difusión del estilo y trabajan mediante diferentes plataformas on-line y/o colaborando in situ en diferentes eventos  como salones del manga o eventos relacionados con la cultura japonesa en general, tratando de facilitar información a cerca del movimiento a las posibles futuras lolitas.

Además, las seguidoras del estilo encuentran su punto de encuentro en diferentes plataformas sociales , las cuales resultan ser una herramienta muy útil en la que chicas de todos los continentes comentan los diferentes eventos que acontecerán a nivel nacional o internacional, atienden a los futuros lanzamientos de las colecciones de ropa mas deseadas, etcétera.
Este fenómeno está ganando tanta acogida que incluso se han llegado a realizar quedadas lolita on line a nivel internacional (¡con webcams y todo!), siendo la diferencia horaria un gran inconveniente y desembocando en la paulatina aparición de quedadas divididas por países.


Sin embargo, el amor por el estilo no queda en un simple palabrerío por internet.
Algunas asociaciones lolita suelen organizar periódicamente Tea Parties en las que tienen la oportunidad de realizar pequeños concursos, actividades y/o visitas culturales, lucir sus galas y disfrutar de la velada con un pastel y un buen té. Este tipo de eventos suelen programarse hasta con un año de antelación, pues esperan tener acogida a nivel internacional.
Si tenéis curiosidad en ver cómo se organizan este tipo de eventos a gran escala en Europa os recomiendo visitar el siguiente enlace sobre Enchanted, un evento londinense que tuvo lugar este mismo mes:  http://egl.livejournal.com/19427688.html
Este evento creado por y para lolitas, pero en otras ocasiones son las mismas tiendas lolita que se encuentran en Europa (como la de Baby the stars shine bright en París) las que realizan eventos a los que llevan a algunas modelos lolita japonesas como invitadas especiales. A continuación, observamos una fotografía de una Tea Party de Angelic Pretty de 2009 en cuyo evento estuvieron varias diseñadoras de AP (Maki, Asuka...)



Fuentes:


¡Dejanos tu comentario!

Suscribete a los artículos | Suscribete a los comentarios

- Copyright © Shibuya Scramble - Tema original: Date A Live - Edición y traducción: Dorian Lacroix -